un vuelo rasante

Rezos y dogmas en un descubrir de metaforas que suenan perfectas en la capilla. Un corazon partido con latido irregular. Destinos y salidas. Hay una atmosfera de promesas. Lados de pertenencia. Colecciones de almas, de espacios, de pieles, ausencia de ojos, cegueras y pesadillas en sueños diurnos… un vuelo rasante de pajaros negros, con alas densas, grandiosas, como el mundo mismo. Un huracan se aproxima. Las flores se abrazan y el mar se abriga con el sol en el horizonte. Hay un pez cantando a Juan Luis Guerra, obviando que el destino no tiene compañia. Burbujas rotas. Revolotean de nuevo las aves. Ahora son blancas. Quizas gaviotas. Mientras, me doy cuenta que la tormenta se disipó en el vino y sueño que la brisa me abraza sosteniendome en el aire por unos segundos. La Luna no brilla mañana. Me da igual. El alma mira distinta y con gestos de desconciertos y se echa de menos las heridas llendose lejos, bien lejos. He dejado un cuaderno de mapas debajo el espiritu del bisabuelo muerto. El norte se opone al sur y viceversa. entonces se opone la vida al silencio mustio, a la lluvia insipida, a los soles sin brillo, al absurdo ego y a las voces que piden a gritos…Esperanza.

Buda Panda

Imagen relacionada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.