Me resguardo

en mi propio grito

soy voz de verbos

de vuelos repartidos

voz breve, inaudita.

Cansado

silencio de voces

a lo lejos,

profana tarde

de azucenas

y gaviotas de

olas inservibles.

Peces que flotan

en la lluvia del mar

de sus sentidos

y un horizonte

que se fractura

lentamente, sin prisa,

sin desorden

sin permiso.

Anuncios

Creador de mundos imperecederos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: