CONTRACANTO A CERATI

Se nos cayó

la sabana,

la espuma

delirante.

 

Se nos rompió

Una vena,

cerebro

desbordante.

 

Se nos perdió

el perfume,

temblor

a cada instante.

 

Se nos perdió

el sentido,

el rock

ahora faltante.

 

Se desgarró

la noche,

sus sueños

van delante.

 

Se silenció

el rugido,

el verbo

ya hecho carne.

 

Se quebrantó

la noche,

las voces

murmurantes.

 

Le sorprendió

la hora,

la muerte

fulgurante.

 

El té

para los tres,

ahora

no es bastante.

 

Se nos

calló la voz

el canto

del cerati.

Anuncios

Creador de mundos imperecederos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: