Luces que vacilan
que intentan
dejarme
a oscuras
y Silvio
cantándole
sus canciones al amor,
a los hombres,
a los amantes
sin dolor.

y el tiempo
corrompiéndose
en el haz
de luz
que me vacila…

Se pierde la locura
en el intento
de la nube en ser lluvia
en el viento
y en la breve ola
que quiere ser gota,
en mis pensamientos.

Hay mujeres innombrables,
Silvio,
mujeres que huyen
cual gaviotas
aunque les beses
estos versos y
escribas en
sus bocas.

Se alzan en vuelos
de cinturas matutinas
y se pierden
cual fantasmas,
en horizontes
retenidas.

Hay canto de relojes
y flores
vespertinas,
hay lluvias
que me agobian,
si llegan
repentinas.

Y esas lluvias
son sus ojos
que lloran
tan lejos de mi.

Ellas
Caminan sobre
la pereza
de este día,
sobre
estos pasos
de guitarras
y chorros de agua.

y me olvido de mi
en este intento
de gastar papeles
recordándolas.

Y como pasa
el tiempo…
Crees
que lo digo todo?

Ahora abro puertas
para que salgan sombras
como besos
y con ellas,
salgas tu,
y cierro las miradas,
me embeleso
para derrumbar
la ciudad
y decirlo todo
y atrapar
tu luz.

Y mis manos quieren
hacer discursos
y matar el ansia
de hablar para ti.

Ya lo ves Silvio
manojo de promesas
con latidos
y versos breves
para invocar cupidos.

Carlos Banks
Dawson, Georgia.

Anuncios

Creador de mundos imperecederos

4 Comment on “Crees que lo digo todo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: