Eligela tu, la portada… antilatidos3 (1).png
Cual te gusta mas para la portadaa de mi libro?

Train Monochromatic Red Thriller Kindle Cover.png
Elige una portada y participa en el concurso por un ejemplar de mi poemario
ANTILATIDOS

Anuncios

Ego de la primavera

Sobre el desconcierto
y
la magia
de echarte de menos,
Pregunta
la primavera por ti.

Te extrańan todas
las rosas rojas
y las blancas.

Es el envés de la mańana
que
se presenta inerte.

Y estos ojos mios
acuosos
extrañándote
a gritos…

Y pierdo
el tiempo
con mi absurdo ego
intentando
abrazarme a tus
recuerdos.

Carlos Banks 2015

Bocanadas mentando madres

No soy
esclavo de nadie
Soy
un malcriado
Un mentador
de madres.

Lleno
de ilusiones
Un creador
de primaveras.

No pueden atar
mi voz
ni proponerme silencios.

Soy
el viento de abril,
Un instante,
Una bocanada.

Un silencioso rebelde
Lleno de aliento y
de fuego
y lleno de ganas
por vivir.

Carlos Banks
2014, dic

Bailemos amor mio!

Que vengan la lluvia
y el viento
y le hagan fiesta
a tu presencia,
a tu mirar.

Que haya neblina
bailando
en el cielo
y sobre la mar.

Que no siga
el sol dormido
en la luna llena
y que venga a bailar.

Que suene Juan Luis Guerra
y nos haga vibrar!

Que mis brazos
te buscan
para danzar

Bailemos mi bien
como si no fuera
a acabar.

Que la vida
es esta fiesta
inmensa
hasta el final

Bailemos
amor mio
no salgas del compás
Que suene Juan Luis Guerra
que suene
una vez mas.

Carlos Banks

Un grito que no se ahoga en su silencio

Hoy hablo
de arte y de virtud
hoy hablo
de flores y quietud

Hoy hablo
de todo
y no de ti,
Hablo de mi vida
y mi jardín.

Hoy hablo aquí
del devenir
Hoy hablo aquí
del porvenir

Hoy hablo
del olvido
y del dolor
hablo del
pecho erguido
y del amor

Y si hablo
de la muerte,
que no se presente
y vivamos
hasta siempre.

Hablo del azar
y de la suerte
hablo de mi pueblo
y de mi gente

Hablo duro
y aguerrido
disparo
verbos
encendidos
y descanso
en el olvido.

Hablo
de mujeres
perdidas en el tiempo
Hablo de
un nuevo firmamento

Hablo
de noches
bien a oscuras
hablo de niños
que viajan a
la luna.

Hablo de
cobardías
innombrables
hablo
de pinturas
imborrables

Hablo
de guitarras
y de rimas
hablo
de labios
que vacilan

Hablo
de delirios
y de asombros
hablo
de miradas
y de escombros

Hablo
de vidas y locuras
hablo
de historias
que perduran

Hablo de
recuerdos
y oradores
hablo de
curas
abusadores

Hablo
de vuelos
de gaviotas
hablo
de versos
que encojonan.

Hablo de
lloros
y lamentos
porque nadie
puede callar
lo que
yo pienso.

Carlos Banks

Goteo celestial en cielos limpios

En ruta
hacia Florida
van mis caminos
hay transito
de flores de Adelfas
y de arboles de Pecan.
Atrás dejo las ardillas
y las aves rojas.

Hay cielos
de caos negros,
negrisimos
como la noche.

Hay
una nueva esperanza
un nuevo olor
del destino.
Una luz mas intensa.

Hay rastros de lluvias
y de cantos de niños.

Amo este camino
de arboles
y de hierbas
de aire puro
en la geografía
de Atlanta.

Ando
buscando aves
en los
cielos limpios
por el
goteo celestial.

Camino
sin pretensiones
solo soy
este ser humano
que quería salir
y conocer
sus propios pasos
hacia el sur.

En ruta hacia mi mismo.

Carlos Banks

Cuando la tarde muere en Georgia y resucita en tus ojos.

Urgencia de miradas
Y de transitos…
Caminos que nos lleven a los puentes de las almas
A la ruta de los cielos anaranjados
Con vuelos de aves pausadas
En tardes de Georgia.
Urgencia de miradas verdes, cristalinas como la tuya.
Que nos depositan en un trance entre el arte y la ternura.
Urgencia de ver la vida
En perspectiva
De buscar aquellos tonos,
Aquellas voces, aquellas risas.
Urgencia de ti, cuando la tarde muere
Y resucita en tus ojos
Carlos Banks
Albany, Georgia,EUA
8.51pm

Soledad, es todo lo que tienen mis ojos y tu recuerdo.

Soledad
es todo lo que
tienen mis ojos
y tu recuerdo.

Eres la tristeza
de mis ojos
y la lluvia
de las nubes cada tarde.

Mi corazón
pensando en el ayer
doliendole
tanto y tanto
el que no estés.

Ojala vinieras
y que tus ojos
nunca
nunca
se hubieran cerrado.

Vibran mis latidos
desde aquel día
de tu ausencia…

y mueren cada
instante
las flores
y tu esencia.

El amanecer
me pregunto por ti
y no supieron mis labios
que decirle.

Se quedaron
temblando,
atrapados
en el silencio
terrible
de tu recuerdo.

Mis ojos
buscando tus pasos
en la ausencia…
mi soledad
es todo
lo que tengo
sin tu
presencia.

Caminan tristes
desde aquel adiós
mis ojos y mis pasos

Como si fueran
a encontrarte
en algún
camposanto

Sentada sobre
flores blancas
con tu sonrisa
inacabable
y luego
danzando
en la claridad
del día
o
cantando
versos
a la absurda vida.

No se de la
razón de
un sueño roto.

Duerme la ciudad
y me prometo
un penúltimo café.

Aunque
abonas el ayer
resucitas
cada día
en mis retinas,
atrapada
como una llovizna
repentina.

Soledad,
absurda soledad
es todo
lo que
tienen mis ojos
y
tu recuerdo.

Azabache de besos y luz de pupilas

Dime como
escondo
la luz
de mis ojos?

Como me lanzo
en la nube
y borro
mi enojo?

Como
termino la lluvia
y apago estas velas
y destierro las aves
y no me acongojo?

Como le digo
a mi silencio
que no te nombre,
tan solo?

Como reescribo
mis sueños
y salvo
a los hombres
bajo el cielo rojo?

Como me salvo en tu risa?
y detengo esta brisa
y me quedo
durmiendo
en el color
de la noche
que tienen
tus ojos?

Como detengo
el delirio
y me lleno
de arrojo?

Como camino
sin prisas
y me entierro
en la brisa
y me hago
un despojo?

Titila
la luz de mis ojos
y nunca se apaga
y retorna el arrojo
y beso
tus labios
que ahora están rojos
y sale la rabia
y vuela el enojo…

Reverbera la luz
de mis ojos
y se llenan
de vida
de tu amor
y despojos.

Carlos Banks

Rx: dos sorbos de tus labios

Días
sin mesura,
de obsesiones
y sin cura.

El sol
me acompaña,
nos bebemos un café
con mi locura.

Dos sorbos de razón.

Mis labios
construyen violines
y canciones para ti.

Un rayo de luz
cruza de tus ojos
la abertura
y sin pausa,
lentamente,
acarician
su blandura.

Algunas nubes
anuncian lluvias
y vientos
y bravura
y mis versos
precipitan
la apertura
de tus labios
que me incitan
travesuras.

Y en la cabalgata
sexual
en tu cintura
y en el mirar
de tus ojos,
su negrura,
se empapan
con los míos
de dulzura
y la promesa
de mi amor
y mi escritura.

Trazo grafitis
en el lienzo
de tu piel morena
y su espesura
escribo
con mis labios
con afán
y desmesura
sobre tu amor
no ordinario
que apresura.

Llega el alba
y me asegura
en el canto
de las aves
mi atadura.

Esta vida mía
es solo
para tu aliento
y curvatura.

Que llegue
la negrura
de tus
ojos tibios
y su penumbra

y que besen
a los míos
en su mirar
sin conjeturas.

Solo
lo aquieta,
este latir,
tu calentura,
solo respira,
este querer,
tu hermosura.

Si despiertas
y tomas
el café conmigo
se esfuma la locura

el día vuelve
a ser normal
y con mesura.

Dos sorbos
de tus labios
con ternura.

Salud!

Carlos Banks

Otra eternidad y otra y otras..

Hay un cielo
color caramelo.
La vida
empieza a vivir.

Hay un aroma natural
como el agua
en que me miro.
Hay transeúntes
ricos y
mendigos.

La vida se levanta
desde el horizonte
de la nada.

Surca el sol
con su sonido
sigiloso
sabiendo que mañana
lo repetirá.

Hasta cuando volverá?
Hasta cuando brillará?

Aquellos dan pasos
secuenciales
en suave vaivén
hacia el día
cotidiano.

Yo en cambio
reniego del sol
y de su luz.
Reniego la sombra
que produce en las canelas
de mis ojos
sino estas
tu.

Un día mas
una eternidad mas.

Niños con cruces
en las espaldas
desgastándose
conformes,
creyendo en ángeles y
en historias
de sus adultos.
No saben sonreír.

Se les va la vida
y a los transeúntes
y a los que conducen
trenes hacia sus soledades.

Es un ahogo de recuerdos
porque
algún camino nuevo
deben cruzar.

A ella,
la veo llorar
a la vida
que tiene colores.

Lava las heridas
y se le rompe el alma

No puedo evitar
sentirme acongojado,
porque también
con su llanto,
y bajo el
mismo cielo,
se me va el ayer…

Carlos Banks

Aves rapaces destrozando mis ojos

Otra noche
en que el tiempo
en mis ojos no duerme
y se esconde Morfeo
y me engaña
entregándome
este lápiz y este papel.

El sol
destrozado y sangrante
herido
por el filo
de una madrugada en vilo.

Hay una letania
de verbos y letras
y gerundios.

Hay un vuelo de vocablos
y de tropos

Hay un infierno
bien lleno de frío.

Oigo risas en la
franja del alba
que se acerca…

Aves rapaces
mordiendo
corazones desvelados.
Tragando mis versos.

Se salpica la luna
con sangre
y surge
este chorro de vino tinto
en mis ojos.

Ya no tengo
pupilas
se la comieron aquellas aves
que se bebieron
el liquido
de mis venas
y me clavaron
con sus malditas uñas
esta agonía.

Por eso
el tiempo
en mis ojos
no duerme.

Carlos Banks

Luna en intento de sueño en mis pupilas

Entre cielo y luna
hay una fisura…
y se escapa
una leyenda
en forma
de lluvia.

Hay un matiz,
un disfraz
dentro del cielo.

Quien detiene
palomas al vuelo
al ras del suelo?

Hay un frío en la ciudad
y un equipaje ligero
junto a mi.

Hay un libro
que dejo en el sillón.
Apago las luces
y camino en puntillas
sobre sus letras.

Nuevamente
es de noche
y la luna es prisionera
de mi corazón.

Hay un sonido
de robos de besos
tras la ventana
y corazones
descalzos
creando ilusiones.

Hay un goteo pertinaz
desde una pupila
y una incandescencia
que no se disipa.

Grietas del cielo oscuro
permitiendo
travesuras de la luna
que chispea con
su luz blanca.

Se llena la hierba
de gotas de rocío
y de esperanzas.

Huellas uniformes
de pasos milenarios
en ruta al firmamento.

Del libro
surgen aves negras
con alas de hojas sin letras
y exclusivamente
de paginas impares.

Sobre el sillón
dejan sus crías
que se beben el rocío
y se entibian con la luz
de la luna
que intenta dormirse
y aun así,
tiemblan de frío,
como tiemblan mis ojos
en la profunda oscuridad
del hastío.

Carlos Banks

Robos de lunas por fantasmas que caminan conmigo

Un corazón
que estalle por amor
que de casualidad
llore de a poco.
Y no se canse de llorar.

Que estalle de dolor
que se fracture en mi.
Que de casualidad
lata en pausas
sin dejarse alcanzar.

Que se enrede
en las noches
y se pierda en los recuerdos.

Ya no existe
el cielo
se ha esfumado la luna
pareciera que el alba
se la robo con los fantasmas
que caminaban conmigo.

Hay alguien rasgando
una guitarra,
quizás mi Alexa
convirtiendo en canción
este llanto.

Pero
se lo lleva el viento.

Y se posa en los ojos
de los gatos que amanecieron
en el techo maullandole
a la luna
en su propia huida.

Vuelven los fantasmas
a mi camino
con pasos
incoherentes.

Ahora sigo
cruzando ríos
amando al sol
sacando espinas,
escribo nombres
en la arena blanca
y entierro mis canas.

Me oculto
detrás del rayo de luna
y el sabor de la lluvia
caída se queda
en mis ojos amargos.

Vuelve el estallido
y el reloj de arena
cae
produciendo aquella
herida
siempre abierta…

En el piso
se forma la palabra
tristeza
con los granos de arena
y con el agua
de mi llanto
y de mi pena.

Carlos Banks

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: