Camposanto en espejos reflejados

Un día vi al sol
abrazando a una muchacha
y un cura durmiéndose
en la noche
que emborracha.

y la noche
recordando
que cada uno
es cada cual.
Y para todos
habrá un final.

Es la tarde
que se adormece
en las canas
que
el viento mece.

Tengo los ojos tristes
como una lampara apagada
y mi voz
esta callada.

Llueve detrás
de los cristales
hay rosas
deshojadas
y pajarillas
huyendo hacia
los rosales.

Pena tras pena
se esconde
el universo
en mi poema.

Si
se viese usted feliz
mirándose al espejo
es que ya no hay juventud
y se acerca hacia el suelo.

Mas raíz
menos criatura

Y la vida es una guerra
porque
ya no hay primaveras…

Carlos Banks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.