Tu cuerpo besando mis labios.

Mis manos
que transitan tu piel
de norte a sur
y una alarma entrometida
indicándome
que es hora
de que despierte
el aleteo
de la vida
en perspectivas.

Hay un juego
de toques
bajo las
sabanas…

Roces que
despiertan
ilusiones
entre
las sombras
de una lampara apagada.

Ojala sonara
un Saxofón.

Pero
no hay sonidos
de canciones
ni instrumentos,
solo
el éxtasis
en
la musicalidad
de tus gemidos.

Hay un temblor
de aromas
y
perfumes de
tu corazón
entre
mis dedos.

Es tu cuerpo
besando mis labios.

El sol
intenta
prender la luz
en la intensidad
del instante,

pero vuelve
a dormirse
dejándonos
a oscuras,
un poco mas
un segundo mas.

Entonces,
el tiempo
se abraza
al viento
que surge
desde tus fuentes.

Y empieza a llover
en ti
en mi…

y nos quedamos
dormidos
en aquel
abrazo hasta
la ultima gota.

Carlos Banks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.