Asesino a la muerte en ausencia de ti.

Arranco flores
del camposanto,
y mi corazón
lo llenan
tus raíces

Detengo lluvias
y llorar de pianos
con guitarras
felices

Le prohíbo
a las aves
su vuelo hacia
el arrebol de
las horas tristes.

Ya no hay olas
ni orillas
ni
viento a favor.

Solo esta ausencia de ti
sobre mi dolor

y este morir
del tiempo
en desatinos
con pasos a ciegas
sin ningún destino.

Por cada flor
que mato,
siembro un verso

y en cada verso
florece
que te pienso.

Siembro
en la ausencia de ti,
pero
no arboles
ni flores
ni rosas de colores
te siembro
mis recuerdos
y mis amores.

Es mi cosecha
de versos y poemas
es este afán
de asesinar
la muerte
y las quimeras,
es pretensión
querer
que renacieras.

En esta siembra,
en que muero
un poco
cada día,
el instante
eres tu
y no hay porfía.

Llueve sobre
el camposanto,
se limpian las tumbas
al compás del canto.

Hay flores marchitas
y aromas de incienso.
Siluetas malditas
de hombres en llanto.

Carlos Banks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.