De duendes errantes y de penas

Busco flores
para
mis hijas
dormidas en el silencio
de la noche
que indica
mi horizonte;

pero ando
en puntillas
para que
no oigan mis pasos
ni perciban
el
perfume errante
de mis
huellas.

Ya no hay sol
ni
noches claras
ni
soberbias
primaveras.

Solo sus ojos
protegiendo,
con su mirar
sagrado,
mi alma
en pena.

La vida
me dispone
cambiar la tierra
y las estrellas…

Pero ya
no tengo alas
ni
persigo
estas quimeras.

Solo este afán
de vida
y de
un sencillo
perdón
aquí
en la tierra.

Busco flores
para velar
el sueño
de mis hijas.

Y aves
y ternura
y sueños
para que nunca
les alcancen
la mansalva
la iniquidad
ni la afrenta.

Lanzo
desde el cosmos
un sin fin
de cosas buenas,
para que
duerman
mis chiquillas
tranquilas
sin
mis penas.

Carlos Banks
@ernegrolo

Anuncios

Un comentario sobre “De duendes errantes y de penas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: