Un latido que azota

Ya
no hay eco,
ni risas
ni
hay primaveras.

Las nubes
van calladas
hacia
el cielo
que la espera.

En bandadas
vuelan aves
procurando
ser eternas.

y
se duermen
en
la lluvia
que propone
primaveras.

Que harás con mi amor perdido?

Apuro la vida
y todo se llena
de luz,
tambien
del vacio
que forma
tu cruz.

Se nubla
y me ahogo
con lluvias dispersas.

Y sueño
con aves
que mis
labios besan.

Ahora
un latido
azota
y me inquieta

y surge
el destino
en pedazos,
en piezas.

Carlos Banks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .