Resaca del Sol y humos calientes

La noche solitaria hablaba sus verbos. Salí a buscar el Sol que aún dormía. Esta vacía La ciudad, sus habitantes duermen sus resacas. Y yo, en el cafetín, en ausencia del sol, charlando con el humo caliente del alcaloide y como un tonto, pensando en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .