Oyes la luz?

 

Apacible tu voz que aún recuerdo,

cuando escucho la luz

que entra desde el este,

y se disipa el miedo y la tormenta.

Y todo se llena de ti…

atomos en forma de tu luz,

de tu presencia,

atomos

en forma de tus recuerdos,

cuando caminabas descalza

en mi alma

dejando rastros hacia tu sitio…

y me eras trigo, rosa perfumada

Y yo creyendote eterna

y tu

languidecida

y triste

Y yo, que no, que nunca te irias

de este universo

y tu

flotando, danzando en la luz

infinita de este verso.

 

A mama nieves. (C) 2017

C Banks

 

 

 

Anuncios

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: