Que ya no mueras

images24H45ZGQ

SABER QUE YA NO MUERAS

Un día me encontré una lágrima

en el piso de algún ojo

asumí tristeza, eternidad,

letargo en el camino

 

Ese día

un sol radiante

evaporó la gota

llevándola a otro sitio

 

Y se nubló el cielo

de un agua ya marchita

 

Y antes que cayera

sobre mi mente limpia

Forme cuatro sombreros

con flores ya vencidas

 

Y el agua de los cielos

pinto con acuarelas

un arcoíris negro

igual que tu quimera

 

Y se acabó la vida

de soles

de azucenas.

 

Quedaba la esperanza

Después de muertes previas.

 

Y nos quedo

un lamento:

saber

que ya no mueras!

Carlos Banks

Anuncios

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: